CONDUCCIÓN EFICIENTE

Queremos desde esta página daros unas breves pautas para realizar una Conducción Eficiente, lo que redundará en vuestros bolsillos y sobre todo, en el medio ambiente, ya que conseguiremos gastar menos combustible y en consecuencia reducir las emisiones contaminantes a la atmósfera. Al mismo tiempo si practicamos una Conducción Racional, basada en la anticipación y la suavidad a los mandos, conseguiremos reducir el estrés al volante y aumentar la seguridad en la circulación. 
Vayamos pues al grano y empezemos diciendo que aquella práctica tan usual en conductores que utilizaron coches con carburador de darle un acelerón al encender, queda totalmente descartada para una conducción eficiente. Para qué acelerar el coche en vacío si la propia centralita se va a encargar de "meter " la mezcla necesaria para que el coche encienda sin problema... Así pues nada de pisar el acelerador al encender, y luego, en función del tipo de motor que tengamos, iniciaremos la marcha inmendiatamente en los que sean de gasolina y esperaremos unos segundos ( por temas de lubricación) en los diesel y en aquellos provistos de turbo. Así que ya sabéis, el café tomároslo antes y no mientras dejáis que el coche "caliente". Para ello lo mejor es hacerlo en marcha y con suavidad durante los primeros minutos hasta que el motor alcance la temperatura óptima de fucionamiento ( unos 90º). De hecho, ya hay motores modernos que se encargan de que esa temperatura se alcance en poco tiempo, optimizando el consumo. Y ahora , ¿ cuándo cambio de marcha? Muchos conductores cambian de oído, y si tienes experiencia puede ser un argumento muy válido. Pero sabed que es conveniente cambiar de primera a segunda a los 6 metros o tras 2 segundos. De segunda a tercera a partir de 30 km/h , de tercera a cuarta a partir de 40 km/h, de cuarta a quinta a partir de 50 km/h. En los motores de gasolina también nos vale cambiar entre 2.000/2.500 rpm y en los diesel entre 1.500/2.000 rpm. Debemos seleccionar siempre las marchas más largas compatibles con la velocidad de circulación y utilizar en ciudad 4º,5º y 6º si es posible. Con respecto a la velocidad, es conveniente mantener una velocidad uniforme y no andar " a golpes", acelerando y frenando bruscamente y sin sentido. Para qué correr si el semáforo está en rojo..... Además, si circulamos " por inercia" , o sea , dejando circular al coche sin acelerar por encima de 20 km/h y del régimen de ralentí, el consumo es igual a 0, no se consumirá carburante. Para reducir la velocidad y detenernos, dejaremos de acelerar lo antes posible para que el coche pierda velocidad por sí mismo y luego frenaremos progresivamente y si es posible sin reducir marchas ( al pasar por punto muerto se consume carburante al estar el motor al ralentí ). Aquí entra en juego la anticipación y la visión a lo lejos en la circulación, así como la suavidad a la que hacíamos referencia al inicio. Del mismo modo la distancia a dejar con el vehículo que circual delante debe ser aquella que me permita ver dos o tres vehículos por delante para poder decidir y ejecutar los movimientos con antelación. Además de esto, en las paradas en las que podamos adivinar que estaremos más de 60 seg. inmovilizados, sería conveniente apagar el motor ( si los coches lo hacen por nosotros, por qué no hacerlo nosostros mismos, no? ).

Importante también a la hora del ahorro de combustible es el buen mantenimiento del vehículo. Algo tan simple como revisar la presión de los neumáticos puede hacernos ahorrar un buen número de litros a lo largo del año. 0,3 bares menos de presión suponen un aumento de aproximadamente un 3% en el consumo. Además la seguridad se ve claramente afectada. 
Y luego pequeños detalles como no cargar el coche en exceso, circular con las ventanillas cerradas, utilizar el aire acondicionado eficientemente ( no a 16º siempre....) nos ayudan a que a final de año el bolsillo y el medio ambiente nos agradezcan esos gestos que tuvimos con ellos. 

Ya sé que muchos dirán aquello de " bueno, por 2 euros que me ahorro.... conduzco como quiero". Sí, pero pensad en una flota de vehículos, y ya no digamos de camiones o autobuses, en los que todos sus conductores se ahorren esos euros por día.. A final de año podemos irmos de cena no?.

En fin, que lo importante es que tomemos conciencia de que el combustible es un bien preciado y escaso, y que la atmósfera está en iguales o peores condiciones que los pozos petrolíferos de Irak después de la guerra....... Además, conduciendo racionalmente reduciremos la posiblidad de sufrir un accidente y ahorraremos en mantenimiento del vehículo.